BURNOUT


Un peligro en las organizaciones


Por Quetta Sosa


En los últimos meses he escuchado decir a varios clientes de coaching y psicoterapia con actividad laboral: “siento que ya no puedo más”, “Ya no doy para más, estoy reventando”, “Estoy agotado, ya no puedo ni pensar”, “Me siento super agotado física, mental y emocionalmente, no se si renunciar”, “siento que, aunque amo mi trabajo y me encanta lo que hago, algo me pasa, ya no disfruto lo que estoy haciendo y mis resultados están bajando mucho”.


Expresiones como estas distraen a los clientes y los tienen preocupados, notan cómo este cansancio crónico que experimentan empieza a hacer estragos a nivel físico; no logran conciliar un sueño profundo y reparador. Mentalmente, sienten que se distraen con facilidad y se perciben con poca atención y retención a lo que leen. En ocasiones, incluso, requieren repetir conversaciones o lecturas porque fácilmente pierden el hilo. Emocionalmente, sienten estados de irritabilidad, impaciencia, enojo, poca tolerancia a la frustración e incluso ansiedad o depresión, y ¿en qué se está viendo reflejado? En la productividad.


No es que el trabajo no salga, sino el precio que se está pagando en las organizaciones por que los resultados se den, ya que se ve reflejado en diversos trastornos gastrointestinales, dolores musculares, cefaleas, ansiedad, depresión, desmotivación generalizada hacia el logro, falta de interés por la vinculación con otros, por la colaboración, desconfianza en las relaciones interpersonales, crisis de vida en algunos casos, lo cual aunado a la distancia que la tecnología aún impone en muchos lugares de trabajo, por el confinamiento, está causando lo que se ha conocido como Burnout (Desgaste Ocupacional).


El síndrome de Burnout fue declarado en el año 2000 por la Organización Mundial de la Salud como un factor de riesgo laboral por su capacidad para afectar la calidad de vida, salud mental e incluso hasta poner en riesgo la vida.


El desgaste ocupacional en adultos dentro de su vida laboral sucede bajo tres grandes características:

  • Agotamiento: es la pérdida progresiva de la energía, cansancio acumulado, el desgaste y la fatiga crónica. Situación en la que los colaboradores sienten no poder dar más de si mismos a todos los niveles. Han agotado la energía y los recursos emocionales propios y experimentan estar emocionalmente agotados debido al contacto cotidiano y mantenido con personas propias de la actividad laboral · (Compañeros, superiores, colaboradores, clientes, pacientes, etc.) con quienes ya no quieren tener más que ver.

  • Despersonalización: Estados de irritabilidad, actitudes negativas y respuestas frías e impersonales frente a los problemas, incluso posiciones de cinismo ante los demás (clientes, pacientes, compañeros, etc.). En este tipo de posturas que se adoptan, se tiene la perspectiva de que dichas personas (objeto del contacto profesional, y quizás víctimas de un problema) se lo buscaron y se lo merecen, por tanto, no hay mucho que se pueda hacer al respecto para solucionar su situación.

  • Baja satisfacción o Insatisfacción del logro: Respuestas negativas hacia el trabajo y hacia si mismos en torno al logro. La baja motivación lleva a evaluarse negativamente, así como evitar la relación que mantienen con otras personas con las que colaboran o atienden, ya que la viven con cierto fastidio.

Una estrategia que empieza a tomar fuerza por su efectividad para atender este problema, son las Barras de Access Consciousness® que consiste en tocar suavemente 32 puntos en la cabeza y con ello provocar que nuestro cerebro entre en un estado de depuración de la sobrecarga energética de pensamientos, sentimiento y emociones. Es como resetear tu computadora y dejar espacio para nueva información. El nivel de equilibrio en ambos hemisferios equivale a una meditación de hasta 6 horas, y sus efectos se ven reflejados en todos los niveles del cuerpo y del ser. https://youtu.be/DgGbFRjqQPk


Ven a conocer más sobre este tema y aprovecha las promociones por la 1ª Caminata por el día mundial de la diabetes que organiza la UNAM el 21 de noviembre de 2021. Recibe atención con una herramienta por demás vanguardista y amigable. Si adicionalmente participas en el protocolo de investigación de Burnout y las Barras de Access® recibirás los beneficios de este maravilloso proyecto, no te quedes afuera.












15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo